Este 28 de septiembre, Centro-i para la sociedad del futuro realizó el foro titulado: ¿Qué está pasando con los derechos de las audiencias?, en el marco del Día Internacional del Acceso Universal a la Información, con el objetivo de informar a las y los ciudadanos cuáles son los efectos de la resolución de inconstitucionalidad del pasado mes de agosto de la Suprema Corte de Justicia sobre el tema.

El panel estuvo integrado por Adriana Labardini, coordinadora de política y regulación para América Latina en Rhizomatica; Hilda Saray Gómez, defensora de las audiencias en UAM Radio; Irene Levy, presidenta de Observatel; Paco Calderón, caricaturista del periódico Reforma; Itzia Miravete, coordinadora de Prevención del Programa de Protección y Defensa Artículo 19; y Elena Estavillo, directora general del Centro-i.

La introducción al tema estuvo a cargo de Elena Estavillo, quien hizo un recorrido sobre las acciones que se han realizado en el transcurso de los 9 años desde que se introdujeron los derechos de las audiencias en nuestra Constitución, sin que hasta ahora se hayan hecho realidad, llegando al día de hoy donde, después de la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se creó un compás de incertidumbre sobre la suerte que tendrá la protección de estos derechos.

A la pregunta sobre si los derechos de las audiencias atentan contra la libertad de expresión, Adriana Labardini destacó las dos dimensiones del tema, tanto de emitir ideas, como el derecho de acceder a diferentes ideologías y puntos de vista. “Sería interesante conocer en qué medida las audiencias tienen derecho al acceso a la información, directamente proporcional al nivel de competencia, pluralidad, diversidad, estándares de calidad, etc.”, destacó.

Por otra parte, Irene Levy señala que los derechos en la ley no constituyen una limitación a la libertad de expresión, pero sí podría suceder que en el ejercicio de las atribuciones de las autoridades hubiera una tentación para limitar la expresión de los medios de comunicación. También hizo referencia a los intereses comerciales de los concesionarios en relación con la publicidad pagada, donde no siempre se hace transparente a las audiencias.

En el panel, Paco Calderon comentó la importancia de la existencia del derecho de réplica y del criterio del lector, ante la diversidad de medios para consumir la información, señalando que es el propio ciudadano quien tiene el poder de decidir a quién escuchar y con cuál postura quedarse, y que existen riesgos de dejar esa decisión en los gobernantes.

Para Hilda Gómez, es importante tener claro que el derecho de las audiencias es parte de las garantías individuales; considerando que la mala calidad de la información, la simulación y el encubrimiento del negocio bajo elementos pseudo periodísticos, o autoritarios, inciden en el servicio y en la calidad del derecho de las audiencias y en su libertad de expresión. “No solo los medios participan, toda la sociedad juega un papel importante en este ecosistema mediático”.

Itzia Miravete recalcó que el objetivo final de defender el derecho a la libertad de expresión y el de las audiencias es garantizar el derecho a la información de la sociedad. “Se debe garantizar la pluralidad, la transparencia y toda la información posible, para que los ciudadanos puedan tomar decisiones”. También señaló la importancia de enfocar el debate sobre libertad de expresión en todos los temas que le afectan como el financiamiento público a los medios de comunicación.

Finalmente, “como ciudadanas y ciudadanos tenemos que buscar reglas que nos den herramientas frente a esos poderes reales para ejercer nuestros derechos”, concluyó Elena Estavillo.

Share This