El bloqueo de celulares provenientes del denominado mercado gris, por parte de las empresas fabricantes, es indebido y atenta contra el derecho al libre acceso a las telecomunicaciones.

Ellas no pueden tomar la decisión unilateral de bloquear los equipos, porque no son una autoridad reguladora, afirmó la Dra. María Elena Estavillo, directora del Centro-i para la Sociedad del Futuro.

“No deberían abusar de este control técnico que tienen de los aparatos, para poder bloquearlos. Un bloqueo es algo extremo y se debería dar solo en casos extremos, de seguridad, donde intervenga una autoridad con una razón suficiente.”

La Dra. en Economía recordó que los celulares del mercado gris son aquellos que se fabrican en otro país y, al ser importados, no pasan por las redes de distribución de las empresas del ramo.

A veces ocurre que esos aparatos no cumplen con los estándares técnicos del país donde se va a usar.

English English Spanish Spanish
Share This